En el caso de una entrega a países fuera de la UE, se cobrarán derechos de aduana adicionales como parte de su pedido. El proveedor de servicios de transporte los calcula en función del peso y el tamaño del paquete y del valor del pedido de las mercancías contenidas en el mismo.


Esto no se aplica a Suiza, ya que allí estamos registrados a efectos fiscales.